Lencería femenina

Historia de la lencería femenina

En la historia de la lencería femenina internacional, la ciudad de San Gall tiene un papel protagónico, siendo la responsable de la fabricación de los tejidos empleados por las principales marcas del mundo. la muestra “Secrets” del Museo Textil, atestigua la evolución de la lencería y la participación de los creadores suizos.

Historia de la lencería femeninaSan Gall es la capital del bordado y la lencería fina, como lo podemos comprobar en el Museo Textil, visitando su muestra “Secrets”.

Las grandes marcas del diseño de lencería femenina (Victoria ‘s Secret, La Perla, Chantelle, Passionata, Lejaby, etc) compran sus bordados y encajes en las empresas textiles de San Gall.

La historia de la industria textil y el bordado en San Gall, data de un milenio. Pero durante los últimos cien años, han florecido diversas empresas como: Bischoff Textil, Forster Rohner, Union, Filtex, Rau &Co., Eisenhut &Co., Jakob Schläpfer y Embrex. Las mismas confeccionan los bordados y encajes para las principales marcas del mundo.

Lencería femenina en San Gall:

La exposición “Secrets” del Museo Textil, muestra la evolución de la lencería desde la era victoriana, iniciando con un corsé carmesí de 1865, que es la pieza más antigua de la colección, y que está reforzado con barbas de ballena. A fines de la época victoriana, hubo un cambio importante en el rol de la mujer, que pasó de su papel maternal y demarcador del estatus social del marido, a la práctica de los deportes, la preocupación por la higiene. Durante la Primera Guerra Mundial, las mujeres debieron asumir la conducción de las familias y salir a trabajar, con lo que las necesidades de la vestimenta se modificaron sustancialmente.

También figura entre la colección, un conjunto de calzón y camisola que perteneciera a la legendaria Coco Chanel, en color pastel y con sus iniciales grabadas GC (Gabrielle Chanel), y que fuese calificado como estilo andrógino.

Terminada la Primera Guerra Mundial surge el estilo garçonne, en el cual la mujer desea asemejarse a un chico, en oposición a la postura anterior que resaltaba la figura, acentuando la cintura y elevando el busto. Este cambio no era caprichoso, sino que obedecía a la necesidad de libertad en los movimientos. Esta tendencia desapareció a finales de la década de 1930.

Como dato curioso de la muestra, está a colección de cerraduras que contienen fotografías en su interior, invitando al visitante a practicar el voyeurismo. Se trata de las “cartas postales patrióticas”, creadas durante la Primera Guerra Mundial, para levantar el ánimo de los soldados que estaban en el frente. Es una colección de tarjetas eróticas, donde la lencería femenina es mostrada como sublimación del erotismo.

En los años 30, aparecen dos tejidos producto de la tecnología, la seda mousseline (tela fina adaptable a la lencería), y el caucho, antecesor del elastano (lycra).

Surge en este momento una nueva silueta femenina, la figura de maní, que remarca el busto y los hombros, y con la cadera reducida. Esta imagen fue popularizada por Christian Dior, discípulo del suizo Roger Piguet en París. Otra innovación de la época es la aparición de la figura femenina fotografiada en los catálogos, que sustituía a los dibujos anteriores.

La muestra pretende enfatizar la creatividad suiza y el éxito de las industrias de San Gall. Una parte de la muestra, está dedicada a la industria textil y sus maquinarias.

Te invitamos a descubrir la exquisita historia de la fondue de chocolate suiza. El concepto de fondue existe desde muchos siglos antes cuando comenzó a prepararse con queso, pero al incorporarlo a la repostería nació la fondue de chocolate.
Calificación:
Recomendamos Leer

La leyenda de Guillermo Tell, forma parte de los momentos más importantes de...

Te invitamos a descubrir la exquisita historia de la...
La historia de Suiza puede rastrearse hasta la época de...
La historia de la navaja suiza comienza con la depresión...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse